A menos que la pareja tenga más de dos años de casados al momento de obtener residencia, el extranjero recibirá categoría de residente condicional.

Las personas que obtuvieron una visa de inmigrante en el extranjero, pero ingresaron a los Estados unidos después de que el matrimonio tenía más de dos años, ingresaron como Residentes Legales Permanentes y no como Residentes Condicionales.

Si siguen felizmente casados, los extranjeros deben solicitar la remoción de las condiciones de su residencia noventa (90) días antes de cumplir sus dos años de haber obtenido la residencia condicional. De lo contrario, su residencia será terminada y serán puestos en proceso de deportación (o remoción) en la Corte frente a un Juez de Inmigración.

Existen dos excepciones. Primero, las víctimas de violencia domestica pueden solicitar la remoción de condiciones por su propia cuenta, sin la firma del abusador, en cualquier momento. Ya sea que la víctima siga casada con el abusador o no.

La segunda excepción es divorcio. Después que la pareja se haya divorciado, el extranjero puede solicitar la remoción de condiciones de su residencia ya sea que el divorcio haya tenido lugar dos meses o veinte meses después de haber obtenido la tarjeta verde.

La aplicación para Remoción de Condiciones es engañosamente simple. Sin embargo, la rapidez con la cual Inmigración decide sobre estos casos depende de que tan fuerte es la evidencia presentada con la solicitud. Blandon Law ha obtenido Remoción de Condiciones aprobadas en menos de tres meses. El tiempo estimado del proceso puede ser de más de un año.

Aunque el extranjero se encuentre en Proceso de Deportación, se puede solicitar la Remoción de Condiciones. Es este caso, el abogado representará al extranjero ante la Corte de Inmigración, presentará el argumento legal necesario y enviará la solicitud con evidencia, lo cual le permitirá al extranjero permanecer en los Estados Unidos como un Residente Legal Permanente.