Las victimas pueden obtener residencia legal permanente a través de varias leyes. Cuando la obtienen, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración les proporciona una “tarjeta verde” (tarjeta verde) como documento de identificación para probar que pueden vivir y trabajar en los Estados Unidos permanentemente. La tarjeta verde funciona como un permiso de trabajo también.

Bajo la Ley de Violencia Contra la Mujer (VAWA por sus siglas en inglés), un cónyuge, padre o hijo de un residente legal permanente o ciudadano estadounidense, que haya sido sujeto de extrema crueldad o golpeado, puede presentar una solicitud individual para convertirse en un Residente Legal Permanente. ¡El presentar testigos no es un requisito! ¡Una hospitalización no es requisito! El equipo de Blandon Law ha manejado casos de VAWA por muchos años y puede demostrarle al gobierno cómo todo lo que usted ha sufrido puede ser considerado como extrema crueldad. Nos concentraremos en las siguientes áreas para ayudarle a ganar su residencia: amenazas, intimidación, abuso emocional, aislamiento, sentimiento de culpa, utilización de los hijos, maltrato de mascotas, abuso económico y ser tratada como sirviente.

VAWA es una manera de obtener residencia en cualquier momento durante la estadía del extranjero en los Estados Unidos. No importa si el extranjero ingreso al país sin autorización. No importa que tanto tiempo lleva el extranjero viviendo en los Estados Unidos. No importa si el extranjero ha sido deportado en la Corte de Inmigración.

En algunos casos, una víctima que se encuentre con un proceso ante un Juez de Inmigración puede también ser elegible para obtener la residencia si se solicita una Cancelación de Remoción. El abusador debe ser el cónyuge o padre y debe ser o haber sido ciudadano estadounidense o residente legal permanente. El padre de un niño victimizado puede también convertirse en residente a través de la cancelación.