Convertirse en un ciudadano estadounidense mediante el proceso de naturalización es un proceso relativamente rápido, si se hace correctamente. Nuestro bufete de abogados ha ayudado a residentes legales permanentes a pasar de la solicitud a la ceremonia de juramento en menos de seis meses. La ciudadanía puede ser una posibilidad aun para aquellas personas que hayan sido arrestadas en el pasado o hayan estado fuera de los Estados Unidos por un período de tiempo considerable.

El solicitante debe ser un residente legal permanente por tres (3) o cinco (5) años, dependiendo de la ley que le corresponda, antes de solicitar la naturalización y necesita haber estado físicamente presente en el país durante la mitad de ese tiempo. Blandon Law le ayudará a los solicitantes a determinar cómo y cuándo deben solicitar su naturalización.

El cónyuge de un ciudadano estadounidense puede solicitar la ciudadanía después de tres años de haber adquirido el estatus de residencia legal permanente. Recomendamos solicitar la ciudadanía aun antes de haber recibido una decisión relacionada con la remoción del estatus condicional (“Removal of Conditions”). Los servicios del bufete incluyen la representación de un abogado en la entrevista de inmigración, preparación de la solicitud, y preparación para la entrevista. Con nuestra ayuda, el extranjero solamente tiene que preocuparse por presentar el examen de cívica e historia.

Las personas que obtienen su residencia permanente a través de la Ley de Violencia Contra la Mujer (“Violence Against Women Act”) pueden solicitar su ciudadanía noventa (90) días antes del tercer aniversario de la aprobación de la residencia permanente. En otras palabras, son elegibles en tres años – no los habituales cinco años – después de recibir la residencia. Por supuesto, estas víctimas de abusos no tienen qué estar viviendo o seguir casadas con el ciudadano estadounidense o residente legal permanente para solicitar la naturalización. Esta excepción también aplica a los hijos menores víctimas, incluso si los “menores” tenían más de 21 años de edad en el momento de obtener su residencia.