Cuando una fecha de prioridad llega a estar vigente, se puede presentar una solicitud de residencia para el pariente extranjero. Los parientes que viven en el exterior solicitan una visa de inmigrante y se convierten en residentes legales permanentes al momento de ingresar a los EE.UU. Los extranjeros que ya se encuentran en los EE.UU. (tal vez como estudiantes o con visa temporal de trabajo) “ajustan su estatus” a residentes.

Algunos extranjeros no tienen que esperar a que las fechas de prioridad estén vigentes. Estos incluyen cónyuges, padres e hijos menores de 21 años de edad de ciudadanos estadounidenses. Si ellos se encuentran en los Estados Unidos, pueden solicitar tarjetas verdes a través del proceso de ajuste de estatus.

PARIENTE EN LOS ESTADOS UNIDOS

Cuando una fecha de prioridad llega a estar vigente, se puede presentar una solicitud de residencia para el pariente extranjero. Los parientes que viven en el exterior solicitan una visa de inmigrante y se convierten en residentes legales permanentes al momento de ingresar a los EE.UU. Los extranjeros que ya se encuentran en los EE.UU. (tal vez como estudiantes o con visa temporal de trabajo) “ajustan su estatus” a residentes.

Algunos extranjeros no tienen que esperar a que las fechas de prioridad estén vigentes. Estos incluyen cónyuges, padres e hijos menores de 21 años de edad de ciudadanos estadounidenses. Si ellos se encuentran en los Estados Unidos, pueden solicitar tarjetas verdes a través del proceso de ajuste de estatus.

Ajuste de Status

Los familiares que se encuentren en los Estados Unidos pueden obtener una tarjeta verde a través de un proceso conocido como ajuste de estatus. Ajuste significa cambio, como en el cambio de estatus de un visitante (o estudiante o trabajador temporal) a un residente legal permanente. En estos casos los solicitantes no tienen que viajar al exterior para obtener una visa de inmigrante.

En términos generales, los extranjeros pueden convertirse en residentes legales permanentes en una de las tres siguientes maneras: (1) una petición basada en la familia, (2) una petición basada en empleo o en inversión, o (3) una petición basada en asilo.

Para el primer método, el extranjero necesita un pariente que califique (cónyuge, hijo adulto, padre o hermano/a) para presentar una petición en su nombre. Para el segundo método, la persona puede obtener una tarjeta verde si existe una empresa norteamericana que lo contrate o si realiza cierto tipo de inversiones. Para el último método, un extranjero recibe protección en los Estados Unidos como asilado y puede solicitar una tarjeta verde un año después de obtener dicho estatus.

Blandon Law ayuda en la preparación de formularios complicados, asesora a sus clientes sobre los pasos que deben tomar para aumentar las posibilidades de éxito, y representa a sus clientes en las entrevista de la residencia ante los oficiales del Servicio de Ciudadanía e Inmigración. También contamos con una sólida reputación obteniendo la residencia permanente para los clientes que se encuentran en proceso de deportación antes un Juez de Inmigración.

Nuestro objetivo es preparar al cliente de tal manera que sepa qué esperar en cada paso del camino.

Perdón Provisional (“Provisional Waiver”)

Normalmente, un miembro de la familia de un ciudadano estadounidense o residente legal permanente debe haber ingresado al país legalmente para obtener una tarjeta verde. Hay varias excepciones a esta regla, una estas es conocida como Perdón Provisional.

Los individuos que ingresaron ilegalmente a los Estados Unidos – sin autorización – y que tienen familiares que viven en los Estados Unidos pueden también obtener la residencia permanente. En el 2013, la Administración del Presidente Obama anunció este programa que básicamente perdona la entrada ilegal de una persona a los Estados Unidos. Con este perdón, y una petición aprobada de un familiar, tienen un camino a la residencia permanente.

Originalmente, este perdón sólo estaba disponible para los cónyuges e hijos de ciudadanos estadounidenses. El 20 de noviembre de 2014, dicho perdón se extendió a los cónyuges e hijos (sin importar la edad) de los residentes legales permanentes y a los hijos adultos de los ciudadanos de EE.UU. En estos casos, se tiene que demostrar que el ciudadano o residente legal permanente sufriría dificultades extremas si el extranjero fuera removido de los Estados Unidos.

Los abogados de Blandon Law trabajamos arduamente para para demostrarle a Inmigración que los familiares de nuestros clientes sufrirían este daño extremo. Nuestra tasa de éxito en casos de perdón provisional es del 95% mientras que la tasa de éxito a nivel nacional es la mitad de esta cifra.

Ganamos estos casos a través de argumentos creativos y consejos detallados. Una vez aprobado el perdón provisional, los solicitantes viajan a su país de origen a presentar una entrevista consular y a recibir la visa de inmigrante estampada en el pasaporte. Después de regresar a los Estados Unidos, Inmigración les envía una tarjeta verde de residencia por correo.

Para aquellos que sean elegibles, el Perdón Provisional es un camino para que los extranjeros dentro de los Estados Unidos se conviertan en residentes permanentes legales – así hayan entrado sin autorización (ilegalmente); tengan órdenes de deportación; o hayan permanecido en los Estados Unidos por más de seis meses sin permiso.

Descarge el libro electrónico gratis: Guía para el Perdón Provisional Por Abogada Elizabeth R. Blandon. –
haga clic aquí